FdR Business Club

Panamá se situó en la posición 14 del Infrascopio 2019 entre países líderes en inversión público-privada

Panamá se situó en la posición 14 del Infrascopio 2019, índice de referencia que evalúa la capacidad de los países de América Latina y el Caribe para llevar a cabo asociaciones público-privadas (APP) en infraestructura sostenibles, liderado por Chile, Colombia y Perú.

06 febrero 2020 |

Este índice, elaborado por The Economist Intelligence Unit, con el respaldo financiero del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), observa que “en la última década, la inversión promedio en infraestructura en la región alcanzó el 3.5 % del Producto Interno Bruto (PIB) regional y hay acuerdo en que necesita una mejora significativa de infraestructura para cerrar la brecha”.

José Ramón Icaza, tesorero de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (Cciap) y quien asumió por el gremio la tarea de defender ante la Asamblea Nacional (AN) la actual Ley 93 que crea el régimen de APP, modelo que desde hace diez años impulsa el sector privado nacional, dijo que entre otras metas se aspira a robustecer las alianzas público-privadas y posicionar a Panamá entre los cinco países de la región en inversión APP.

Icaza sostuvo que la Ley de APP beneficiará a la economía panameña, impulsará la generación de empleos y logrará eficacia y eficiencia en la construcción de infraestructura.

Cabe aclarar que Panamá ya ha desarrollado proyectos bajo este régimen, pero la Ley 93 refuerza de manera institucional el proceso.

Julio De La Lastra, presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), al citar datos del Banco Mundial (BM) durante el reciente foro sobre las experiencias de las asociaciones público privadas en Latinoamérica, organizado por la Cciap y la Cámara Panameño Chilena de Comercio (Cpcc), sostuvo que en tres décadas, de manera previa a la aprobación de la Ley actual en Chile, se han adjudicado 36 proyectos de infraestructura, bajo diferentes modalidades de APP, por $24,000 millones y en áreas estratégicas como energía, comunicación, puertos, carretera, agua y saneamiento.

El Infrascopio 2019, al hacer referencia a la base de datos de Participación Privada en Infraestructura del Banco Mundial (BM), indica que en el periodo 1990-2018, en Panamá lideró el sector electricidad con 22 proyectos por $4,300 millones.

“El mercado de APP no está altamente concentrado. De hecho, varias firmas de diferentes países comparten contratos de APP en Panamá, entre ellos, AES Corp. (Estados Unidos), Cable & Wireless (Reino Unido), Grupo Argos (Colombia), PSA Corp. (Singapur) y Digicel (Bermudas)”, indica el estudio.

Una de las limitaciones que refleja el índice es la falta “de una legislación general sobre las APP” y la necesidad de convencer a la ciudadanía de cómo una ley APP “traerá valor a la nación, buenas prácticas e instituciones sólidas para contrarrestar la opacidad”.

La Ley 93, cuyo proceso de reglamentación ya inició y se espera esté listo en tres meses, viene a atender esta debilidad.

“El beneficio directo de una APP es que libera fondos públicos que en la actualidad se usan en infraestructura. Muchas veces el Gobierno se queda corto en planes sociales por tener el dinero comprometido en inversión pública”, apuntó Icaza.

Reflexionó que un elemento dinamizador de gran valor es la generación de empleos. Documentó que el sector construcción, por cada $1 millón invertido genera en promedio 100 empleos directos y 400 indirectos.

Además, la capacidad de inversión del sector privado es seis veces superior a la del público.

Icaza observa que en una obra ejecutada bajo el modelo APP, el dueño o concesionario debe garantizar que sea eficaz, eficiente y le garantice el retorno de la inversión.

El empresario panameño ve factible impulsar por el régimen APP obras de carreteras, utilizar los lotes baldíos del Estado para promocionar algún tipo de desarrollo y en general buscar propuestas que alienten el apetito del inversionista.

Saleh Asvat, secretario nacional para el desarrollo de las APP en Panamá, entiende que la Ley permite a Panamá reducir su brecha en relación con los países de la región y aprovechar su alto ranking en clima de inversiones y negocios, fortaleza que destaca el Infrascopio 2019.

| Tipos de proyectos |

A grandes rasgos, la Ley de APP solo considera proyectos mayores de $15 millones, estableciendo excepciones en el caso de los gobiernos locales que pueden contratar por montos menores.

Se excluye de su aplicación, servicios de seguridad pública, salud, educación oficial y las concesiones de extracción metálica.

De igual modo, no aplica a obras de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), el Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales (Idaan), la Caja de Seguro Social (CSS), el Banco de Desarrollo Agropecuario (BDA), el Banco Hipotecario Nacional (BHN), la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV) y la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP).

Importante, es que los proyectos bajo la modalidad de APP “deben estar alineados con el Plan Estratégico del Gobierno e incluidos en el Plan Quinquenal de Inversiones o por lista del Consejo de Gabinete”.

Asvat afirmó que deben cumplir con elementos de elegibilidad y aprobación y en general transitar una ruta de 15 pasos, agilizada con la estrategia de digitalización, cuyo inicio es el concepto y el cierre la etapa de supervisión.

Luis Navarro, socio de la firma de asesoría económica Indesa Panamá, recomienda que los proyectos a ejecutar bajo la figura de las APP sean resultado del acuerdo nacional porque no se puede olvidar que son obras a largo plazo, pueden comenzar en un gobierno y culminar en otro, pero “viviremos con ellos y debemos pagarlos”.

Mónica López, especialista en APP del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), considera que el éxito de este modelo pasa por creer de manera firme en su viabilidad y lograr la coordinación y alianza entre los sectores público, privado y financiero.

Germán Becker Alvear, embajador de Chile en Panamá, destacó que en su nación, por la vía de los consorcios, se ha permitido la participación de la Pequeña y Mediana Empresa (Pymes), “y es un aspecto positivo de las APP”.

Enfatizó que para “el correcto funcionamiento de las APP es importante contar con leyes y regulaciones, contratos adecuados, respeto al ambiente y al Estado de Derecho”.

Mario López Chavarri, director general para Asuntos Económicos del Ministerio de Relaciones Exteriores del Perú, al comentar la experiencia de su país, entre los mejores calificados en inversión en APP en el Infrascopio 2019, dijo que “han hecho su tarea” y el marco legal desarrollado entre el 2008 y el 2016 les ha permitido cerrar la brecha en materia de infraestructura, dinamizar la economía e impulsar el empleo productivo.

Perú, desde el 2018, promueve su marco de promoción de inversión privada bajo los estándares de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) y, enfatizó, “Panamá y Perú estamos en las fases previas a ser incorporados a la Ocde y debemos trabajar bajo los estándares internacionales que nos señalan límites claros para este tipo de inversión”.

Además de las obras tradicionales de infraestructura, Perú estudia desarrollar con las APP, proyectos de investigación aplicada  y de innovación tecnológica, una mirada novedosa que abre otros horizontes a la inversión que sienta a la misma mesa al Estado y al privado.

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.fdrbusinessclub.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.fdrbusinessclub.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.